“Los derechos humanos se entienden desde la realidad de las víctimas”

  Image

Luego de impartir la lección inaugural del ciclo lectivo 2017, Montserrat Solano, Defensora de los Habitantes, recibió un reconocimiento de parte del rector Alberto Salom, la rectora adjunta Luz Emilia Flores, y el vicerrector de Docencia, Norman Solórzano.

 


 

Periodista y especialista en derechos humanos, con una maestría en la Universidad de Essex, en Inglaterra, la Defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, impartió la lección inaugural del ciclo lectivo “Situación de los derechos humanos en Costa Rica”, el pasado 30 de marzo, en el auditorio Clodomiro Picado del Campus Omar Dengo.

 

La exposición de la funcionaria se dio en el marco de la declaratoria de 2017 como “Año de la UNA por la vida, el diálogo y la paz”, iniciativa del rector de la UNA Alberto Salom, acogida por el Consejo Universitario de la Universidad, con la idea de potenciar la dignidad de las personas y los pueblos, así como de una cultura universitaria de respeto y vivencia de derechos humanos, basada en la práctica del diálogo, en aras de alcanzar mayores niveles de paz social, con justicia y equidad, en la cotidianidad universitaria y en todos los ámbitos en que esta se proyecte.

 

Ante un nutrido auditorio integrado por estudiantes y académicos, Solano –con amplia trayectoria de trabajo en entidades internacionales de derechos humanos- advirtió que cuando estos se analizan debe hacerse desde la realidad de las víctimas, que incluye tanto  a aquellos que sufren tortura como a quienes padecen pobreza. “Los derechos humanos solo se entienden desde quienes los ejercen”, recalcó la especialista invitada.

 

Aunque Costa Rica se conoce como un  país de desarrollo de los derechos humanos, la Defensora destacó que hay ideas en el imaginario colectivo que conducen a la discriminación de grupos étnicos o religiosos, como por ejemplo, aquellas que exaltan a los costarricenses como “igualiticos, blanquitos y católicos”.  

 

Solano advirtió sobre el riesgo de la banalización de los derechos humanos en el país. Explicó que no hay derechos más importantes que otros; “quien establece la prioridad de estos es uno mismo, en su propia vivencia”.

 

Añadió que el país requiere una argumentación sólida y técnica en el tema; “no existe institución en el Poder Ejecutivo que establezca una política de derechos humanos”. Recordó que la Defensoría de los Habitantes no tiene la potestad de ejecutar, por lo que urge una política nacional que establezca una política que permita hacer de los derechos humanos una vivencia cotidiana.

 

A la vez, informó que el país carece de un programa de educación en derechos humanos, de manera que los habitantes sean conscientes de los derechos que les asisten y, en consecuencia, puedan hablar desde su posición de personas sujetas de derechos, cuando sienten que se enfrentan  a la discriminación o el irrespeto. 

 

Insistió en que las personas que ejercen los derechos se convierten en los mejores defensores de estos, cuando los conocen.

 

 

 

Archivo de noticias

2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
UNA Multimedia
Te invitamos a visitar nuestro Portal
Campus en línea
CAMPUS en Línea