Corrección de debilidades motoras evitaría fracaso escolar PDF Imprimir E-Mail

 Image

La niña Mariana Escribano Quesada, de 6 años edad realiza una de las pruebas del proyecto de psicomotricidad e intervención. (Con fines ilustrativos).

 

 

  • Por medio del juego y el movimiento, los menores en edad preescolar pueden asegurar su éxito en los primeros tres años de escuela, según investigación realizada por la Escuela de Ciencias del Deporte de la UNA.

 

¿Sabía usted que algo tan sencillo como entender el significado de los conceptos arriba, abajo, derecha, izquierda, círculo o cuadrado puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de los niños en primaria? Por ello, un grupo de especialistas de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Nacional (UNA), encabezado por el profesor Harry Fernández, ejecutan el proyecto Psicomotricidad e Intervención (PSICOMI), el cual se basa en una serie de pruebas que ayudan a identificar y corregir debilidades en destrezas motoras de los niños, con el fin de prevenir el fracaso y la deserción escolar.


Mediante una sesión de alrededor de 20 a 30 minutos, en la que se ejecutan una serie de pruebas se puede detectar a un posible candidato de fracaso escolar. Posteriormente, el especialista realiza una serie de recomendaciones al docente y al padre de familia para que por medio de juegos que involucran áreas como ritmo, coordinación, agilidad y lateralidad, el niño pueda superar alguna debilidad motora.


Otro de los aspectos que contempla el proyecto es que a mediano plazo se contaría con la colaboración de maestros de preescolar, psicólogos y responsables de atender problemas emocionales, quienes trabajarán en el centro educativo para intervenir al menor diagnosticado con debilidades en imagen corporal y forma de las cosas, entre otras”, comentó Fernández.


Fernández destacó que para dotar de mayor fortaleza al proyecto se le propondrá al Ministerio de Educación Pública (MEP), que en cada una de las direcciones regionales se nombren docentes de distintas áreas, quienes serán capacitados por la UNA para que realicen las pruebas de diagnóstico e intervención en aquellas escuelas donde se presente una alta repetición y deserción en primer ciclo.


Desde 1988, la Escuela Ciencias del Deporte inició con un proyecto de identificación temprana, el cual pretendía normalizar pruebas motoras para la identificación de problemas perceptuales motores en niños de preescolar. Este proyecto realizó todo un sistema de valoración a niños y niñas en edades comprendidas entre los 5 ½ y 8 ½ años de edad, permitiendo identificar a niños en riesgo de fracasar hasta un 87% de probabilidad en algún año o todos del primer ciclo.

 

Datos de interés

 

La repetición o reprobación en el sistema de educación pública costarricense es actualmente un problema significativo para nuestro país, esto se demuestra en lo descrito en el informe del Estado de la Nación del año 2006, el cual señaló, que la reprobación en 1990 era del 18,4% aumentó con algunas oscilaciones anuales, al 24% en 1995, disminuyó a 16,6% en 1999, para comenzar a aumentar nuevamente y ubicarse en 21,5% en el año 2005. Un aspecto grave en la reprobación es que se caracteriza por una alta cifra de esta condición en primer grado, sétimo y décimo año. También se rescata de este informe que los reprobados del nivel de primaria se concentran en la educación pública.


En el sistema educativo, a nivel escolar, en el 2007 hay más de 500.000 niños matriculados que cursan los diferentes grados y existen aproximadamente 3000 escuelas públicas y 200 privadas, es primordial tomar en cuenta datos que el MEP ha divulgado en el transcurso de estos últimos años, en donde estimó que en el año 2000, 45.000 niños escolares repitieron un año, de los cuales el 35% (15.627), pertenecieron al primer año escolar. Lo anterior significa que el estado tendrá que invertir nuevamente altas sumas de dinero para volver a enseñarles los conocimientos del primer año; por supuesto sin tomar en cuenta el daño emocional y otros que involucran este fracaso escolar.


En la educación costarricense existe carencia de programas de diagnóstico e intervención diseñados y adaptados para la cultura costarricense, así como personal capacitado. El primer problema se superó con el sistema de diagnóstico Peques, producto del programa Identificación Temprana que es aplicable para las poblaciones preescolares y escolares en Costa Rica.


En nuestro país no se han tomado medidas claras y definitivas para identificar y tratar de manera sistemática a los niños de inteligencia normal con problemas perceptuales-motores, relacionados con el fracaso académico y un auto-concepto deficiente. Esto se demuestra en el informe del Estado de La Nación del año 2006, el cual indica que el país pierde por año ¢51.000 millones en el rubro de reprobación y deserción.


Apoyo del hogar


Fernández subrayó que aunque se trabaja de forma directa con el docente, al padre de familia se le puede facilitar un informe con las recomendaciones de aquellas áreas que se deben reforzar en el niño para que, desde el seno familiar, por medio de un programa de intervención fundamentado en el juego supere esas debilidades.


“Recordemos que al inicio el niño aprende moviéndose y si él no tiene claridad de las partes del cuerpo, coordinación, direccionalidad o lateralidad, difícilmente podrá avanzar en el primer ciclo”, acotó.


El especialista detalló que los conceptos de la forma de las cosas y su ubicación las aprende el menor jugando. “Por ejemplo a la hora de escribir la letra “d” él debe dibujar una “bolita” con un “palito” vertical colocado al lado derecho y eso solo lo logra al hacer la relación con el juego”, recalcó Fernández.


En la actualidad, el proyecto de psicomotricidad e intervención se pone en práctica con un grupo de niños de preescolar y primer ciclo en dos centros educativos de Barreal y Lagunilla de Heredia. El primer paso es identificar a los menores que tendrían riesgo de fracasar y luego iniciar el trabajo de intervención.

 

Archivo de noticias

2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
UNA Multimedia
Te invitamos a visitar nuestro Portal
Campus en línea
CAMPUS en Línea